Mucha gente me pregunta cómo ha sido el proceso de buscar y encontrar las marcas que vendemos en la tienda y yo siempre contesto que no se me ocurre una manera mejor de definirlo que como un flechazo.

Así fue como me enamoré perdidamente del punto suave y de los deliciosos colores de Seesaw, de los locos estampados de Mini Rodini, de las camisetas como recién salidas de Alicia en el País de las Maravillas de Picnik y de las prendas elegantes y tan francesas ellas de Quenotte. La misma súbita sensación que me produjeron las tiernas cabezas de reno hechas a mano de Softheads y la papelería de cuento de hadas de Rifle Design.

Looks de Mini Rodini y Quenotte para Oh! Baby Lola

Looks de Mini Rodini y Quenotte para Oh! Baby Lola

Looks de Seesaw y cabeza de reno de Softheads

Looks de Seesaw y cabeza de reno de Softheads

Todos ellos me provocaron mariposas en la barriga nada más verlos y todos ellos han conseguido ganarme con todas y cada una de sus ideas. Y, aunque tienen distintas procedencias y referencias estéticas, lo cierto es que comparten una misma visión: ésa en la que el mundo de los niños es divertido, ingenuo y relajado.

Y, la verdad, es que hasta el momento no me han defraudado. Espero que yo tampoco les defraude a ellas.