1. Los croissants
  2. Jugar a esconderse detrás de las cortinas
  3. Acunar a su muñeca Tomasa
  4. Beber agua a morro de la botella (y empaparse entera, claro)
  5. Jugar al pilla-pilla (y que sea yo la que la persigue siempre)
  6. Tirarse en plancha sobre los almohadones de la cama